Inicio / Ciclismo / Relevos en el ciclismo de ruta

Relevos en el ciclismo de ruta

EL ABC DE LOS RELEVOS EN EL CICLISMO DE RUTA. ¿Qué son? ¿Con qué fin se realizan? Aspectos a tener en cuenta antes, durante y después de su ejecución.

En las competencias o entrenamientos de ciclismo de ruta es común ver relevos, esta es una técnica grupal que se desarrolla principalmente en las pruebas contrarreloj o durante las fugas. Dicha técnica consiste en el cambio de posiciones, el corredor que comanda el grupo, se desvía lateralmente ya sea por la derecha o izquierda del colectivo, dejándose rebasar por los compañeros que le persiguen pasando a situarse en la última posición del equipo.

El relevo tiene como objeto repartir el esfuerzo de ir a la cabeza entre varios ciclistas, ya que ir a rueda permite economizar energías. En el caso particular de las competencias los relevos son una técnica que permite no solo luchar contra el viento, sino además formalizar una escapada y en ocasiones  dar caza a escapados.

“Para que la técnica de los relevos tenga mayor efectividad, es necesario conocer las características de cada corredor que conforma el equipo, para aplicarlas a favor en las condiciones de carretera” Juan Pablo Wilches, ciclista del equipo Pinturas Bler Team Wilches.

Se habla de diferentes tipos de relevos, la realización de uno u otro depende de las condiciones que se van presentando a lo largo de las carreras, es decir, el viento, la topografía del terreno, las condiciones climáticas, ritmo y número de ciclistas que van a participan en el relevo.

Tipos de relevos:

  • Relevo simple: Un corredor hala del grupo durante uno o dos minutos y después se abre para dar paso al grupo y situarse en la parte posterior. Se usa sobre todo con grupos pequeños y por distancias menores a 100 metros.

 

  • Relevo doble: Se usa en grupos más grandes. En este caso, los corredores se distribuyen en dos filas y quienes ocupan la cabecera hacen el relevo y se abren hacia cada lado para dar paso a los demás y situarse en la parte posterior.

 

  • Escalera sencilla: En este tipo de relevo los ciclistas se ubican en escalafón o abanico, puede ser a su derecha o izquierda, esto depende de hacia donde esta el viento.

 

  • Escalera Doble: Ciclistas que se quieren resguardar del viento de constado, se conforma una escalera paralela a otra. El corredor que entrega el relevo no cae al final de la fila, cae  tan solo un puesto, esperando que el nuevo líder entregue el relevo, logrando así resguardarse del viento.

 

  • Circular: En este caso también se conforman dos filas de ciclistas. Los ciclistas de la derecha ponen un paso más acelerado para sobrepasar a los de la izquierda. Cada ciclista de la derecha sobrepasa al de la izquierda y se sitúa delante de él. Así mismo, el que queda en la última posición de la izquierda, se desplaza a la derecha para hacer el relevo circular.

 

  • Diagonal contra el viento: Los ciclistas hacen un relevo circular, pero dispuestos en una fila diagonal para contrarrestar el impacto del viento.

 

A su vez los relevos ya mencionados se pueden dividir en relevos cortos o largos, esto básicamente depende del tiempo que el ciclista o ciclistas en el caso de los relevos dobles o escaleras dobles, permanecen a la cabeza. El tiempo a la cabeza varia según el número de corredores.

Algunas recomendaciones a la hora de realizar relevos:

  • Minimizar el espacio entre rueda y rueda para aprovechar al máximo la estela del compañero.
  • Se debe mantener una velocidad constante, que no altere la velocidad del grupo, ya que el que acaba de salir del relevo no se podrá recuperar y pueden producirse cortes en el equipo.
  • La velocidad se debe reducir en las rotondas, curvas o cruces para evitar cortes y accidentes en el grupo.
  • Es fundamental mantener una visión panorámica para ver al frente y al lado.
  • Tiene que existir una permanente comunicación entre los corredores, esto con el fin de lograr un mejor rendimiento.

 

“Para quienes hasta ahora van a empezar a realizar esta técnica se recomienda ir a rueda, pero manteniendo una distancia prudente, 20 o 30 centímetros, llevando siempre un ritmo constante, esto con el fin de evitar alterar el ritmo del grupo”  Steve Leandro Soler, profesional en ciencias del deporte, entrenador nivel 2 de la Federación Colombiana de Ciclismo.

La técnica del relevo al ser bien aplicada les permitirá a los ciclistas rodar a velocidades elevadas, gastando menos energía. Otra de las facultades es que evidencia los buenos resultados que puede causar el trabajo en equipo. Según lo señala Juan Pablo Wilches, ciclista del equipo Pinturas Bler Team Wilches, “la técnica de relevos permite consolidar y compactar un equipo, ya que se trata de trabajar en conjunto, para lograr cobijar al líder y crear las condiciones para que éste pueda salir victorioso”.

Revisa también

Lo que quisiste saber sobre un viaje en bicicleta y no te atreviste a preguntar – parte III

En las dos entregas anteriores he compartido información sobre alimentación, hidratación, equipos, y algunas recomendaciones …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *