Inicio / Preparación física / Consejos para una pronta y efectiva recuperación de una lesión

Consejos para una pronta y efectiva recuperación de una lesión

En recuperación, cinco inteligentes maneras de lograr la pronta y efectiva recuperación de una lesión. La receta estándar para la recuperación de una lesión suele ser de seis a ocho semanas de reposo, teniendo una rutina con hielo y antiinflamatorios, sin embargo, hay pasos que se pueden seguir para minimizar el tiempo perdido e incluso estar mejor que antes de la lesión.

Aquí las claves:

Evitar los antiinflamatorios como primera medida: para la mayoría de nosotros, la respuesta inmediata para combatir el dolor es tomar Ibuprofeno, que además, ayuda a reducir la hinchazón.

“Está bien controlar el dolor”, dice Andrew Pruitt, Director del Centro de Medicina Deportiva de Boulder en Colorado y autor de la guía médica de Andy Pruitt para los ciclistas, pero, frenar la inflamación durante las etapas iniciales de una lesión, en realidad puede retrasar la curación. Los antiinflamatorios  inhibe la producción de prostaglandinas, enzimas que promueven la circulación en la zona lesionada y aumentan la permeabilidad del tejido, por lo que las células de reparación del cuerpo pueden entrar y limpiar los tejidos lesionados. “Durante las primeras 48 horas, utilice acetaminofén, que sirve como efectivo analgésico para el dolor”, dice Pruit, “pero no suprime el proceso de curación.” Después de ese tiempo, si puede iniciarse el uso de antiinflamatorios.
-Moverse: descansar no significa inmovilizarse a sí mismo frente a la TV. Sí, es cierto que debe tomarse con calma el movimiento en la parte del cuerpo lesionada, pero también es verdad que debe permanecer activo para mantener el flujo sanguíneo, esto permite sanar más rápido y mantener un adecuado estado físico. Puede intentar haciendo natación, entrenamiento de resistencia, remo, o incluso montar en un simulador.
-Come para sanar: puede que tras lesionarse, decida no montar en bici por un tiempo, pero su cuerpo quema alrededor de 10 por ciento más de calorías de lo habitual cuando se trata de reparar una lesión. “Es importante que usted alimente a su cuerpo lo necesario para recuperarse” dice Liz Applegate, autora del libro “La nutrición básica para obtener un mejor rendimiento”.

Se recomienda incrementar la ingesta  de proteínas, que construye el músculo y tejidos blandos, de 100 a 120 gramos al día. Otros nutrientes esenciales como el hierro, fundamental en la composición de los glóbulos rojos y el zinc, elemento que actúa como acelerador de la cicatrización de heridas; ambos se encuentran en carnes magras, cereales integrales y cereales fortificados.

Las vitaminas A y C ayudan a regenerar la piel y el colágeno, así que su ingesta es fundamental. Por último, si se fracturó un hueso, su cuerpo necesita calcio adicional aumentando su consumo a 1.500 mg al día.
Observar las señales de advertencia: es natural sentir pequeñas punzadas insignificantes las primeras veces al reiniciar la montada, pero esas molestias deben atenuarse al calentar. El dolor debe ser su guía, si es persistente, debe dar marcha atrás. La causa más común de una nueva lesión es hacer mucho en muy poco tiempo, dice Pruitt.

Del mismo modo, al reiniciar el entrenamiento,  su cuerpo puede ser particularmente vulnerable al sobreentrenamiento. En este punto, es necesario respetar el reposo.

Erradicar la causa: si su lesión es por sobre uso, como la tendinitis, es primordial evitar saltar en la bicicleta sin tener previamente claro qué fue lo que salió mal. Debe tener un entrenamiento y asesoría profesional para asegurar que su bicicleta está configurada para trabajar con su anatomía; una óptima  armonía entre su cuerpo y su bicicleta  no sólo evita molestias y dolores crónicos, sino que también mejora el manejo de la bicicleta y el rendimiento, lo que puede prevenir las lesiones más graves que aparecen con el trauma contra el pavimento.

 

DESTACADO

Rehabilitación efectiva 

En caso de lesiones de importancia, es fundamental la existencia de un plan de rehabilitación personalizado, adecuado a las necesidades presentadas por cada paciente, igualmente, es imprescindible que el paciente sea consciente del alto riesgo de sufrir una recaída. Entre los factores que atenúan la frecuencia de padecer lesiones y la gravedad de ellas, se encuentra el buen estado físico es una de ellas. El óptimo estado físico incluso, puede prevenir que lesiones, además de disminuir la severidad de las mismas y acelerar su recuperación.

Continuar la rutina de preparación deportiva, seguir las recomendaciones del preparador físico, serán claves para salir eficazmente de las lesiones ocasionadas por prácticas y entrenamiento.

Revisa también

 El Sprint en BMX 

Como es sabido en el sistema de pedaleo para BMX, el sprint es la forma …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *